La llegada de este nuevo modelo de la cámara “retro” pretende revolucionar el mundo analógico digital.



La OneStep+, nombre que recibe el nuevo dispositivo de Polaroid, buscará ocupar un lugar importante entre los nativos digitales este año. Y es que como “upgrade” a su modelo anterior (OneStep2), lanzado en 2017 con la marca Polaroids Originals, esta nueva versión conserva la esencia, pero además agrega una franja de arco iris en la placa frontal que alude al diseño original de 1977, tan característico de la marca. Además, cuenta con un interruptor en la parte superior de la cámara que da la opción de alternar entre dos lentes diferentes.

 

Para los más curiosos, también viene con un modo manual que permite alterar la apertura, expulsión, velocidad de obturación y flash. La cámara del dispositivo móvil es utilizada por un escáner que está dentro de la aplicación, permitiendo cargar la copia digital de mejor calidad de las fotos analógica, creando así una galería de imágenes en el celular que es posible compartir en redes sociales.

 

Cabe destacar que el año 2008, un grupo de fans de la marca fundaron algo llamado “Proyecto Imposible”, con el fin de mantener vigente el tipo de fotografía de Polaroid, luego de que ésta comunicara el cierre de su fábrica de película. Casi una década más tarde, en 2017 el mayor accionista de la empresa adquirió la marca y la propiedad intelectual de la compañía original, mismo año en que se lanzó la cámara OneStep2, antecesora del nuevo modelo en lanzamiento.

 

La aplicación Polaroid también pone a disposición tutoriales y segmentos de revistas que permiten sacarle mejor partido a este “juguetito de colección”.