Empresa textil anuncia cambios importantes



Burberry da inicio a una nueva etapa. En un esfuerzo por reutilizar, reparar, donar y reciclar los productos no vendidos, la empresa textil británica, que comercializa ropa de lujo, realizó recientemente dos importantes anuncios: no utilizará más pieles en sus colecciones y dejará de destruir ropa y cosméticos de manera inmediata. ¿La razón?  "El lujo moderno significa ser responsable socialmente con el medio ambiente. Esta convicción es esencial para Burberry y la clave de nuestro éxito a largo plazo", aseveró el director general del Grupo, Marco Gobbetti.

Como referencia, cabe señalar que, en 2017, Burberry declaró haberse deshecho de más de USD 36 millones en artículos textiles, lo que equivale a la eliminación de alrededor de aproximadamente 20.000 de las clásicas gabardinas que comercializa la marca. Esta medida que la empresa ha mantenido de manera sostenida y exponencial en el tiempo, respondió en su momento a una estrategia de protección de marca y propiedad intelectual, con el fin de impedir falsificaciones.