Irma y María son mucho más simples nombres. Son el reflejo del poder imparable de la naturaleza y hoy, dos de los huracanes más desastrosos de la historia. ¿Podemos seguir pensando que el calentamiento global es un invento?

Europa trabaja con fuerza por la consolidación de la economía circular, una tendencia mundial a la que se han sumado importantes gobiernos, comunidades y empresas de distintos rubros, entre ellas, la de la moda.

Una cruzada que busca hacer más eficiente el uso de recursos naturales saliendo del tradicional sistema lineal, no sólo en pos del medio ambiente, sino también de la generación de empleos y crecimiento económico.  Y es que según la Fundación para la Economía Circular (FEC), “se trata de un ‘concepto económico’ que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos”

Una nueva economía que según la FEC integra diversos pilares como “los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto, la ecología industrial y territorial, la economía de la “funcionalidad”, el segundo uso, la reutilización, reparación, reciclaje y valorización, entre otros.

Una realidad que comienza a tomar fuerza en nuestro país, y que nos sorprende con emprendimientos locales desde el sur de Chile, específicamente desde Puerto Montt, de la mano de Benjamín González, fundador de Greenspot, quien está decidido a transformar a esta comuna en el ícono de la economía circular en Chile. Una aventura que partió hace casi un año cuando fundó GreenSpot, su empresa de Upcycling, decidido a darle una nueva vida y revalorizar el plástico industrial de la zona, transformándolo de un simple desecho a un nuevo insumo de valor. Así, pallets, boyas y bidones plásticos, entre otros, se convierten en pellets, que son comercializados a empresas como Wenco o Bioplastic, e incluso exportados a China y que esperan en el mediano plazo también llegar a India.

Y es según explica González, la implementación de la Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor), así como también el crecimiento en la importación de pellets reciclados en nuestro país, en torno al 40% en los últimos años, abren grandes posibilidades para el desarrollo de negocios desde la sustentabilidad, y que, en su caso, lo tienen produciendo 40 toneladas de pellets mensuales, los que pronto esperan elevar al doble.